Del lat. tunĭca, f. Anat. Zool. Bot.

Vestidura interior usada por los antiguos romanos y griegos; vestidura exterior, amplia y larga. En anatomía, la capa de membrana; revestimiento o cobertura de tejido. En zoología, en los tunicados, la cubierta cuticular que contiene celulosa, producida por la pared del cuerpo subyacente. En botánica, la telilla pegada a la cáscara en algunas frutas o bulbos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.