Med.

La pérdida claramente circunscrita de la membrana mucosas del estómago, duodeno o cualquier región del aparato gastrointestinal expuesta a los jugos gástricos que contienen ácido y pepsina. Las úlceras agudas son casi siempre múltiples y superficiales y pueden ser totalmente asintomáticas. Las úlceras crónicas son profundas, únicas, persistentes y sintomáticas. Es característico que las úlceras produzcan un dolor de tipo retortijón en el epigastrio que no se irradia a la espalda, no se agrava por un cambio de postura y tiene un patrón temporal que remeda el ritmo diurno de la acidez gástrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.