Del lat. unguentum, m. Med. Farm. Tanat.

Se aplica a todo aquello que sirve para ungir o untar. En medicina, sustancia que se usa sobre la piel para calmar o curar las heridas, quemaduras, erupciones cutáneas o sarpullidos, raspados u otros problemas de la piel: también se llama pomada. En farmacia, el medicamento o preparado farmacológico de aplicación externa, compuesto de sustancias grasas; el medicamento que se aplica en la zona dañada. En tanatología, el compuesto de simples olorosos que usaban mucho los antiguos para embalsamar cadáveres.