De universal, m. pl. Filos.

En la filosofía medieval, las ideas generales, los conceptos, que Aristóteles había clasificado en cinco grupos: el género, la especie, la diferencia, lo propio y el accidente. La duda sobre la realidad de los universales planteó lo que se llamó el problema de los universales. La cuestión es doble: por un lado el de su génesis y, por otro, el de su realidad o idealidad. En cuanto a lo primero, los universales han sido interpretados como ideas eternas o como efecto de la actuación del entendimiento a partir de la experiencia sensible. En cuanto al segundo aspecto, caben también diversas interpretaciones: desde una comprensión realista de los universales (realismo) hasta otra puramente nominalista (nominalismo), pasando por la del realismo crítico o moderado, que atribuye al universal una realidad en cuanto lo real concreto mismo ofrece un fundamento para tales conceptos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.