Del lat. uredo, -inis, der. del gén. Uredo, -ales, f. pl. Bot.

Llamados también ecidiomicetes y vulgarmente royas, constituyen un orden de basidiomicetes, parásitos de metáfitos; desarrollan filamentos micélicos y haustorios en los espacios intercelulares del hospedante. Producen gran número de enfermedades en las plantas. El género más rico en especies (Puccinia) se toma como ejemplo para seguir el complicado proceso metagenético de estos hongos. Existe una alternancia de generaciones, repartida entre las esporas de verano o uredóspora y las esporas de invierno o teleutóspora; el promicelio procedente de éstas da origen a los esporidio o basidióspora, que engendran un micelio en las hojas atacadas, y producen en su cara superior los espermogonio, y en la inferior, los ecidio. Se conocen formas autoicas (autoico) y heteroicas (heteroico). Comprenden las familias: pucciniáceas, endofiláceas, esquizosporáceas, cronarciáceas, coleosporiáceas, melampsoráceas (E. G.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.