Med.

La radiografía de los riñones, los uréteres, la vejiga, y en los hombres, la próstata. Las imágenes se obtienen después de inyectar un tinte de contraste en una vena. A medida que el tinte circula por el torrente sanguíneo, se acumula en estos órganos y hace que se vean de color blanco brillante. Esto permite que el proveedor de atención de la salud detecte en las radiografías obstrucciones u otros problemas del aparato urinario. El urograma intravenoso a veces se usa para ayudar a diagnosticar ciertas afecciones del aparato urinario, como cálculos en los riñones o en la vejiga, quistes en los riñones, tumores del aparato urinario y agrandamiento de la próstata: también se llama pielograma intravenoso, PIV, UIV y ureteropielograma intravenoso.