Género de plantas acuáticas anuales o perennes, terrestres o epífitas. Los tallos, que no siempre aparecen diferenciados, están modificados con función de raíces, de hojas y de utrículos, unas vesículas, que se disponen sobre estolones; los rizoides aparecen en la base de los pedúndulos de las inflorescencias, de donde también aparecen estolones con rizoides muy largos en las especies acuáticas; las hojas aparecen en una roseta ubicada en la base de las inflorescencias o en los estolones; los utrículos, pedunculados y globosos u ovoides, son órganos especializados en capturar pequeños organismos y se disponen en roseta o sobre rizoides, estolones y hojas, o al final de las hojas. Las flores se agrupan en una inflorescencia racemosa y con brácteas, con un pedúnculo generalmente simple y filiforme, erecto y alargado. El cáliz es bilobulado y sus lóbulos están separados casi hasta la base; son enteros o el inferior algo emarginado o fimbriado. La corola es también bilabiada, glabro o pelosa, con el labio superior erecto y entero, emarginado o bilobulado, y el inferior, más grande, con el margen horizontal o deflexo, entero, emarginado o con 2 – 5 lóbulos, y con un paladar notorio, además de un espolón en la base. El androceo consta de 2 estambres insertos en la base de la corola. El gineceo tiene un ovario globoso u ovoide, con un estilo corto y más o menos persistente, y un estigma bilobulado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.