Es una sustancia en estudio para ver si puede ayudar a las personas a dejar de fumar o evitar que comiencen de nuevo. Podría estimular el sistema inmunitario del cuerpo para producir anticuerpos contra la nicotina. Estos anticuerpos pueden ayudar a impedir que la nicotina llegue al cerebro, lo cual puede ayudar a reducir el deseo de una persona por la nicotina.