Med.

Se aplica al cálculo de la edad gestacional del feto basándose en factores como la historia menstrual de la madre, la fecha en que fueron detectados los primeros sonidos cardíacos fetales y la evaluación de los datos de la ecografía. Esta información es importante para planificar la asistencia de urgencia en caso de signos de parto prematuro.