Bot.

Dícese de la calidad de variable (variabilidad); los diversos individuos vegetales engendrados por una pareja de progenitores pueden no ser absolutamente idénticos entre sí o cada uno de ellos con respecto a sus padres: ello es debido a la variabilidad. La variabilidad puede ser individual cuando afecta al individuo de una colectividad; parcial, si se atiende a la diferencia que sólo concierne al volumen, al peso o al número, constituyen el tipo de variabilidad llamado fluctuante, porque fluctúa u oscila alrededor de un valor medio. En cuanto se establece tomando en cuenta el volumen o el peso, la variabilidad suele aparecer de manera tal que la diferencia entre el variante aumenta o disminuye por grado insensible; de ahí que a esta variabilidad se le llame gradual o continua, y también cuantitativa. Si se atiende al número (número de pétalos de las flores, etc.) recibe el nombre de discreta, discontinua o merística. El estudio de la variabilidad se hace mediante procedimiento estadístico, ya que, en general, la diferencia es cuantitativa y muy pequeña.
Otros no limitan el concepto de variabilidad tal como acabamos de indicar, y comprenden con él toda suerte de variación. En este caso, la variabilidad, sensu lato, abarca la modificación, la combinación, y la mutación (ver los siguientes términos: amplitud de variación, curva de Quételet, ley de Quételet, polígono de variación).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.