Del lat. vegetāre, v. intr. Bot.

Vivir, germinar, alimentarse, crecer, multiplicarse (no sexualmente), desarrollarse (la planta). Vivir desarrollando solamente la función orgánica (la persona) y no la función emotiva o función intelectual: enfermo vegetal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.