Med.

La velocidad a la cual se propaga un impulso nervioso por una neurona. Dicha velocidad resulta afectada por el diámetro de la neurona, la temperatura y la presencia o ausencia de una vaina de mielina. La fibra mielínica posee una velocidad de conducción de 12-20 ms-1, mientras que la fibra amielínica tiene una velocidad de conducción de 0,2-2 ms-1. La velocidad de conducción lenta cuando hace frío aumenta el riesgo de lesión, ya que es probable que empeore la coordinación: realizar un calentamiento adecuado sirve para evitar este problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.