Med.

La rapidez con la que un impulso eléctrico se puede transmitir a través de un tejido excitable, como en la propagación de un impulso de contracción a través de las fibras del haz de His-Purkinje del corazón.