Med.

El término es aplicado, en hemodiálisis, a la velocidad a la que el plasma que ha sido retirado y dializado fluye de nuevo al sistema circulatorio del paciente.