Fís.

La velocidad constante que alcanza un objeto que cae atravesando un medio resistente y sobre el cual actúa una fuerza constante. Todo cuerpo que caiga atravesando la atmósfera bajo la fuerza de la gravedad acelera hasta alcanzar su velocidad terminal; es la velocidad a la que la fuerza de arrastre ascendente iguala el peso del objeto que cae. La velocidad terminal varía según el peso y la orientación del objeto; por ejemplo, en un salto de trampolín, es muy importante la capacidad para variar la velocidad terminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.