Med.

La ventilación con presión positiva en la que cada respiración se aumenta con aire insuflado a una frecuencia y presión fijadas con anterioridad, sin que el volumen corriente haya sido fijado previamente; sobre todo es utilizado en el paciente con síndrome de dificultad respiratoria aguda.