Del lat. vertĕbra, f. Biol. Zool. Anat.

El hueso corto que se articula con otros parecidos formando la columna de los vertebrados: en el interior de las vértebras se encuentra la médula espinal. En zoología, cada uno de los huesos cortos, articulados entre sí, que forman la columna vertebral de los mamíferos, aves, reptiles y peces. En anatomía, uno de los 33 huesos que reciben el nombre colectivo de columna vertebral. Una vértebra típica está compuesta por una masa ósea que forma el principal componente que aguanta el peso (el cuerpo o soma), un anillo hueco llamado arco vertebral y varias apófisis óseas (las apófisis transversas y en algunas vértebras, la apófisis espinosa, una extensión posterior espinal del arco vertebral). Los arcos vertebrales y las superficies posteriores de los cuerpos vertebrales y los discos intervertebrales forman un conducto para la médula espinal y los vasos sanguíneos (el conducto vertebral). Las apófisis óseas sirven de punto de inserción para los músculos, mejorando así la ventaja mecánica de éstos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.