Med.

Se aplica al aura de inestabilidad que puede preceder, acompañar o seguir a una crisis epiléptica.