Med.

El vértigo o sensación de inestabilidad experimentada mientras se está acostado, causado frecuentemente por un trastorno del laberinto.