Med.

Se aplica a la burbuja llena de líquido en la parte exterior de la piel. Se puede producir por el roce, el calor o las enfermedades de la piel: también se llama ampolla cutánea.