Med.

El término describe una serie de reacciones químicas en las que un grupo de moléculas de la célula trabajan juntas para controlar las funciones celulares, como la multiplicación o la destrucción celular. Las células reciben señales del entorno cuando una molécula (como una hormona o factor de crecimiento) se une a una proteína específica llamada receptor sobre la célula o dentro de ella. Después de que la primera molécula de la vía de señalización recibe la señal, se activa otra molécula y este proceso se repite durante toda la vía de señalización hasta que la última molécula se activa y cumple con la función celular. La activación anormal de las vías de señalización quizás produzca enfermedades, como el cáncer. Se están elaborando medicamentos que actúan sobre moléculas específicas que participan en estas vías. Estos medicamentos quizás eviten la multiplicación de células cancerosas.