Biol.

Se define como un conjunto de actividades que establecen la conexión del organismo vivo con el ambiente, por oposición a la vida vegetativa.