Med.

Se dice de la validez de una prueba o de un instrumento de medida que se establece mediante la aplicación concurrente de una prueba o instrumento previamente validados para el mismo fenómeno o base de datos, comparando los resultados.