El término se define como la relación sexual impuesta por la fuerza a una mujer por su marido.