En botánica, cualquiera de los principios infecciosos de un importante grupo de enfermedades de las plantas, virosis, por lo menos en su gran mayoría se han identificado como nucleoproteínas; recibieron este nombre porque el jugo de las plantas enfermas conserva su virulencia después de pasado por filtros bacterianos.