Med.

La capacidad del ojo para ajustar la visión en la oscuridad o con luz débil.