Der.

La diligencia judicial o extrajudicial de ver uno mismo una cosa para informarse de ello con seguridad.