Med.

El volumen de insuflación del manguito endotraqueal que permite una fuga mínima de aire procedente de las vías aéreas durante la fase inspiratoria de la ventilación.