Dícese del volumen de sangre que permanece en los ventrículos justo después de la sístole ventricular (contracción cardíaca). La diferencia entre el volumen telesistólico y el volumen telediastólico equivale al volumen sistólico.