Del gr. ξυλω, y -ema; de xilo- y -ema, m. Bot.

Conjunto de vasos leñosos de los vegetales cormófitos que sirven para el transporte de la savia bruta desde la zona pilífera de la raíz hasta las hojas. Los vasos del xilema no tienen el mismo diámetro, sino que son mayores los que corresponden a las épocas de mayor actividad. Ello determina la floración de anillos concéntricos que permiten fijar la edad de la planta.
Es término propuesto por Naegeli, Beitr. z. wiss. Botanik (1858); en el hacecillo conductor, conjunto formado por los vasos o las traqueidas, el parénquima xilemático, y las fibras leñosas. Es término puramente morfológico, que, en caso de faltar los elementos mecánicos, coincide, en cuanto a significado, con la voz hadroma. A veces, se hace extensiva esta denominación a todas las partes leñosas de la planta, tanto primarias como secundarias, así conductoras como mecánicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.