Se aplica a la distancia a lo largo del eje del haz de un dispositivo transductor enfocado, desde el punto en donde el área del haz se hace por primera vez igual a cuatro veces el área focal, hasta el punto, más allá de la superficie focal, en donde el área del haz se hace nuevamente igual a cuatro veces el área focal.