Se aplica al área específica del cuerpo que al ser estimulada por la presión puede causar que una persona entre en un estado hipnótico.