Del lat. aberrāre, intr. Biol.

Equivocarse, incurrir en aberración. Desviarse, extraviarse, apartarse de lo normal o usual.