Flora Iberica: Vivaces. Raíz tuberosa o fibrosa. Tallos robustos, erectos. Hojas de contorno ovado, orbicular o reniforme, de palmatipartidas a palmatisectas, divididas en (3)5-7(9) segmentos. Flores zigomorfas, dispuestas en racimo o en panícula, bracteoladas. Perianto petaloideo, formado por 5 piezas (sépalos) muy desiguales; la superior casidiforme (casco), cubriendo en parte las 2 laterales, éstas generalmente caducas; las 2 inferiores, menores, exertas. Hojas nectaríferas (nectarios) 2-5, las 2 posteriores bien desarrolladas, claramente pediculadas, incluidas en el casco, con el limbo prolongado apicalmente en un espolón secretor de néctar. Pistilo con (1)3-5(6) carpelos libres, soldados en la base. Fruto en plurifolículo. Semillas por lo general numerosas, obpiramidales, subtetraédricas, aladas en los ángulos y con las caras lisas, rugosas o con laminillas transversales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.