Flora Iberica: Rizoma corto, procumbente o erecto, páleas abundantes con cortos pelos unicelulares. Frondes en fascículos poco nutridos, a lo largo del rizoma, muy pelosas; pecíolo generalmente menor que la lámina; ésta 1-pinnada, ovadolanceolada, no atenuada bruscamente en la base; pinnas 1-pinnatífidas, con el raquis canaliculado. Soros lineares, sin indusio, dispuestos a lo largo de las venas. Esporangios pediculados, subglobosos, con 2 netos cilios laterales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.