Del lat. adeps, adĭpis, y -oso, adj. Anat.

Que tiene la naturaleza de la grasa (graso). Grasiento, cargado o lleno de grasa, gordura o gordo. En anatomía, se aplica al tejido adiposo constituido por células que contienen una o más gotas de grasa (adipocito) y que forman una capa debajo de la piel: el tejido adiposo sirve como reserva de energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.