Del lat. adeps, adĭpis, y -stato. m. Med.

El mecanismo teórico que funciona como un termostato, manteniendo el nivel de grasa corporal de una persona dentro de un estrecho margen a pesar de la considerable variación de la dieta y la actividad (teoría del punto fijo). Es el sistema encargado de mantener y regular el peso corporal en determinado valor normal, funciona probablemente en el hipotálamo cerebral y se encarga de regular la adiposidad (grasa) en el organismo. Este sistema programado basado en genes, se encarga de mantener en el tiempo el peso de cada persona, actúa mediante mecanismos de regulación de manera sincrónica, modulando la ingestión de alimentos (apetito y saciedad) y el gasto de energía, dificulta el aumento de peso, al frenar el apetito e incrementar el consumo energético y, por lo contrario, contrarresta la pérdida de peso mediante el aumento del apetito y la disminución del gasto de energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.