Del lat. adolescentĭa, f. Fisol.

Periodo de la vida que sucede a la niñez y transcurre desde la pubertad hasta la edad adulta: la pubertad marca el comienzo de la adolescencia. La adolescencia se inicia después de la aparición del carácter sexual secundario (por ejemplo, el vello púbico) y prosigue hasta llegar a la madurez sexual completa. Es un período durante el cual los huesos siguen creciendo y existe un alto riesgo de sufrir lesión esquelética. El cambio físico se acompaña de otro cambio psicológico importante relacionado sobre todo con la forma en que el adolescente se percibe a sí mismo (concepto de uno mismo). Los padres y otras personas, en especial el entrenador deportivo y profesor que trabaja con adolescente, debe ser muy sensible al cambio físico y cambio psicológico que se produce durante este período. Es poco aconsejable que el adolescente realice ejercicio que imponga una tensión indebida sobre la región en crecimiento de los huesos. Esta es una de las razones por la cual suele estar excluido del deporte de fondo, como, por ejemplo, el maratón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.