Del ingl. adrenaline, formado sobre el lat. ad, y renalis, f. Med.

Hormona segregada por las cápsulas suprarrenales; produce una respuesta del organismo al estrés, aumentando la presión sanguínea, el ritmo cardíaco o la cantidad de glucosa en la sangre (epinefrina): la situación de tensión o peligro provocan un aumento de adrenalina en el organismo. Tiene efecto de gran alcance sobre el músculo, el sistema circulatorio, y el metabolismo de los hidratos de carbono, preparando el cuerpo para la acción o lo que comúnmente se denomina reflejo de lucha o huida. La adrenalina aumenta la frecuencia cardíaca, la frecuencia y profundidad de la respiración, el índice metabólico y la conversión del glucógeno en glucosa. También mejora la fuerza de la acción muscular y retrasa la aparición de la fatiga. La adrenalina es un estimulante incluido en la lista de sustancia prohibida del Comité Olímpico Internacional.