El agua con muchas sales disueltas, contiene en abundancia carbonato y bicarbonato de calcio y magnesio. El agua que no produce espuma con el jabón, debido a la presencia de compuesto de calcio, magnesio y hierro, disuelto en ella.