Fís.

La altura del astro sobre el horizonte en el momento de pasar por el meridiano del observador.