Fís.

La distancia vertical en un salto de agua desde la superficie superior hasta la inferior del río o canal.