Del lat. arĭdus, m. pl. Geol. Bot.

Dícese de los materiales rocosos naturales, como las arenas o las gravas, empleados en las argamasas. En botánica, los granos, legumbres y otros frutos secos a que se aplican medidas de capacidad.