Flora Iberica: Hierbas perennes, glabras. Tallos foliosos, asurcados. Hojas basales crenadas, las caulinares dentadas o pinnatífidas. Flores en racimos ebracteados, corimbiformes y densos en la antesis, muy alargados en la fructificación. Sépalos erectos o erecto-patentes, con margen membranáceo, no gibosos en la base. Pétalos blancos, obovados. Estambres 6. Nectarios laterales 2, anulares o semianulares, unidos a los medianos en un anillo. Frutos en silícula latisepta, de valvas ± lisas, sin nervio medio visible; estilo corto; estigma capitado. Semillas dispuestas en dos filas en cada lóculo, lisas, ápteras; cotiledones acumbentes. Número básico: x = 8.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.