La fuerza de arrastre que sobre un cuerpo que actúa sobre un cuerpo que se mueve en la interfaz de dos fluidos; por ejemplo, un nadador sumergido parcialmente, está en la interfaz entre el aire y el agua. El movimiento natatorio crea onda en el agua y la fuerza de reacción ejercida por la onda sobre el nadador constituye el arrastre de la onda.