Flora Iberica: Plantas perennes, en general dioicas, a veces polígamas, con rizomas gruesos y lignificados. Tallos fértiles herbáceos, anuales. Hojas imparipinnadas –bio tripinnadas–, biserradas; sin estípulas. Inflorescencias terminales, paniculiformes. Flores en general unisexuales. Receptáculo acopado; sin disco nectarífero. Sépalos (4)5; sin calículo. Pétalos (4)5, blancos. Estambres de las flores masculinas 15-30, de filamentos mucho más largos que los pétalos; estambres de las flores femeninas rudimentarios, de filamentos mucho más cortos que los pétalos. Carpelos de las flores masculinas rudimentarios; carpelos de las flores femeninas 3-5, situados en la zona axial del receptáculo, libres entre sí y no soldados al receptáculo, con 2 o más rudimentos seminales; estilos terminales. Fruto en polifolículo; folículos coriáceos, no hinchados. Semillas 1-4 por folículo, fusiformes, aladas, de testa coriácea.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.