Flora Iberica: Plantas perennes, en general dioicas, a veces polígamas, con rizomas gruesos y lignificados. Tallos fértiles herbáceos, anuales. Hojas imparipinnadas –bio tripinnadas–, biserradas; sin estípulas. Inflorescencias terminales, paniculiformes. Flores en general unisexuales. Receptáculo acopado; sin disco nectarífero. Sépalos (4)5; sin calículo. Pétalos (4)5, blancos. Estambres de las flores masculinas 15-30, de filamentos mucho más largos que los pétalos; estambres de las flores femeninas rudimentarios, de filamentos mucho más cortos que los pétalos. Carpelos de las flores masculinas rudimentarios; carpelos de las flores femeninas 3-5, situados en la zona axial del receptáculo, libres entre sí y no soldados al receptáculo, con 2 o más rudimentos seminales; estilos terminales. Fruto en polifolículo; folículos coriáceos, no hinchados. Semillas 1-4 por folículo, fusiformes, aladas, de testa coriácea.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.