Med.

El trastorno en el que el recién nacido está pálido y flácido, presenta signos de apnea y bradicardia con una frecuencia cardíaca igual o inferior a 80 latidos por minuto.