Med.

El sistema de atención total del paciente que considera las necesidades físicas, emocionales, sociales, económicas y espirituales de las persona, la respuesta a la enfermedad y el impacto de la enfermedad sobre la capacidad de la persona para satisfacer sus propias necesidades.