Del gr. ἀθήρα, y σκλήρωσις, f. Med.

El tipo de arteriosclerosis caracterizada por la acumulación de material lipoide en la pared de la arteria. Esto provoca una estenosis progresiva de las arterias y una disminución del riego sanguíneo, lo cual puede favorecer la formación de trombo y causar ictus o ataque al corazón. La aterosclerosis no es, como algunos creen, una enfermedad de la vejez. Comienza en la infancia y su progreso depende de la herencia genética y el estilo de vida. Un ejercicio aeróbico regular puede retardar la aparición de aterosclerosis.