Del lat. Atlas, der. del gr. Ατλας, m. Geog. Mit. Mil. Anat.

Cordillera del África septentrional, de unos 2300 km de longitud, que atraviesa de SO a NE Marruecos, Argelia y Túnez y se extiende desde el cabo Nun, en la costa del Atlántico, hasta el de Bon, en el Mediterráneo. Formada en la orogenia alpina, su alineación más importante son el Gran A. al O; el A. Medio, que enlaza el Gran Atlas con el Rif; el A. del Tell, situado a lo largo de la costa; el A. Sahariano, paralelo al anterior, y finalmente el Pequeño A., que se extiende desde la costa de Ifni hasta el Gran Atlas.
El término atlas se aplica al libro formado por un conjunto de mapas, generalmente geográfico; al conjunto de mapa y lámina relacionados con un tema determinado; por ejemplo, un atlas lingüístico: el conjunto de mapas en que se recogen las isoglosa y otra diversa información fónica y léxica de la lengua hablada en un territorio. En mitología, es un titan que suscitó la guerra contra los dioses, por lo que fue condenado a sostener el cielo sobre sus hombros (Atlante). En milicia, el proyectil balístico de E.U.A. de alcance intercontinental: también se utiliza como cohete lanzador de satélite artificial. En anatomía, la primera vértebra cervical que se articula inmediatamente con el cráneo mediante el cóndilo del occipital y sostiene la cabeza. El atlas, la primera vértebra cervical, se articula con el occipital del cráneo, no presenta centro ni apófisis espinosa, no está bien diferenciada más que en los reptiles, aves y mamíferos: así llamada porque sostiene inmediatamente la cabeza.